jueves, 17 de septiembre de 2009

Empeliculado: La clase (Entre les murs)


Reconozco que me gustan las películas de maestros: Descubriendo a Forrester, La sociedad de los poetas muertos, La profesora de piano (medio porn pero bacana), Cadena de favores, Billy Elliot, Saint Ralph, Los coristas, Elephant y, no puede faltar, el Karate kid: "wax on, wax off". Pero en todos hay heroes o antiheroes: el maestro redentor, el alumno suicida o el que va y mata a todos los compañeros de la escuela. En La clase no. Aquí no hay heroes. La historia transcurre en una escuela en algún lugar de Paris, un salón de clases, un maestro y un grupo de alumnos, de adolescentes de hoy, que a veces son crueles, a veces amorosos. Un profesor que intenta hacer bien su trabajo, pero que no es un martir de la educación, que no rehabilita a nadie, que no da la vida por sus alumnos. No. Es un profesor de la vida real, son estudiantes de la vida real, con problemas reales y sin soluciones heróicas, en ocasiones, más bien, sin chance de solución.
Es una muy buena película, todos los elogios y premios recibidos son bien merecidos. Vale la pena.


5 comentarios:

Fernando Ramos dijo...

Buena película esa, coincido en tus apreciaciones. Por ahí tengo una reseña en mi blog.

Saludos

psicoisapecat dijo...

Un tema polémico, que no deja indiferente a nadie.
Muy coherente el vídeo que muestras conjuntamente con el desarrollo del tema.
Muy bueno.
Isabel Gómez

Angry Girl dijo...

yo se que esta peli es buena, pero a mi los maestros me entran como una patada al estomago, tengo una imagen y una idea de lo que es un profesor tan distorsianada y patetica, que no puedo, saludo, ah la profesora de piano, brutal pelicula

Samuel Andrés Arias dijo...

Fernando: Muy buena reseña la que tienes en tu blog. Recomendada.

Isabel: el trailer es bueno, pero la peli completa es muy buena.

Angry: Espero no desencadenar en mis alumnos tanto malestar como te produjeron a ti tus profesores, jejeje. Un día de estos te invito a clase.

Angry Girl dijo...

no! no me produjeron malestar! de hecho hubo algunos, poquisimos, uno, que cambiaron brutalmente mi existensia. Lo que pasa es que la figura del profesor, por mas sabio que sea no me gusta. Creo que nunca los he visto realmente satisfechos con su rol de maestro.